Do you speak English?





El aprendizaje del inglés se ha convertido en tema de titulares en los diarios de Chile y como muchas actividades que se desarrollan en un mercado (el de la enseñanza de inglés) se mezclan hechos con mitos.

Partamos por decir que aprender inglés se encuentra más cercano a aprender a tocar un instrumento musical que a aprender historia o geografía . Por lo tanto las conclusiones son obvias: es mejor comenzar a aprender desde muy pequeño en forma gradual y usándolo. Así, cuando las condiciones permiten aprenderlo como Segunda Lengua (un niño chileno viviendo en Nueva York) las condiciones son ideales y el proceso es más fluido, ya un contexto en inglés (por lo menos en el colegio, la calle y los medios) plantea los desafíos en forma gradual a medida que la persona va aprendiendo y creciendo en el nivel de exigencia e interacciones.

Distinta y más difícil situación es cuando hablamos de aprenderlo como Lengua Extranjera. Esta es la situación en Chile. Donde a menos que tomemos cursos de Salsa (que en general están llenos de “gringos”) quienes nos rodean no son hablantes de inglés. Así llegamos a que los niños en Chile tengan que aprender inglés en los colegios, y cuando disponen de recursos en institutos.

Dejando de lado los colegios denominados bilingües, donde no sólo se tiene la enseñanza directa del inglés, sino que muchas actividades se desarrollan en inglés (aprendizaje de otras materias, teatro, debates, etc.) y donde probablemente los padres de los alumnos sepan inglés, el resto, el 98% de los chilenos tendrán que tratar de aprender inglés con esfuerzo y cruzando los dedos para que les toque un contexto de aprendizaje favorable.

Este contexto favorable debería comenzar en el nivel preescolar con gran cantidad de juegos, canciones y rimas en inglés. Gran cantidad de estímulo auditivo y donde se trabaje la sensibilidad (cognitiva y emocional) hacia la lengua inglesa. Con buenas docentes, recursos y tiempo esto no es especialmente complicado.

Muchas veces lo complicado comienza en primero básico, paso clave en la estructura escolar, cuando los niños comienzan a demostrar sus habilidades para leer y escribir. Aquí muchas veces se le pone freno a lo que venía desarrollándose desde preescolar, ya que surge un temor a que el inglés interfiera en la lectura y escritura en español. Sin embargo la interferencia es mínima y estos temores son injustificados.

El otro problema es que en básica hay que comenzar a ponerse serios y comenzar a enseñar de “verdad”: no seguir más con juegos y otras cosas entretenidas, hay que enseñar de lo general a lo específico, de lo teórico a lo concreto y lo complejo cortarlo en partecitas que puedan ser fácilmente digeridas y repetidas. Y aquí es donde aparece en gloria y majestad la enseñanza de la gramática en inglés, la que se percibe como la “única” estructura que nos permite enseñar ordenadamente (de lo general a lo específico, de lo teórico a lo concreto y en partecitas que se van agregando). Gran error. La verdad es que sería mejor seguir enseñando en forma lúdica, con actividades y desempeños ajustados a la edad de los alumnos, con temáticas que sean de su interés y con una buena estructura de fondo que guíe a los docentes. Pero sin lugar a dudas que esto es más complejo que enseñar gramática y listas de vocabulario.
¿Y qué pasa con quien no aprendió de pequeño o pequeña? ¿Podrá aprender?

Claro que podrá aprender, pero no mágicamente como prometen algunas publicidades (¡aprenda inglés durmiendo!, ¡aprenda inglés en 20 horas!, ¡aprenda inglés sin esfuerzo!). Tendrá que aprender con esfuerzo, con mucha dedicación y práctica para llegar a sentarse relajadamente a conversar, negociar o discutir con un hablante nativo de inglés.

Probablemente lo que más le cueste es la pronunciación correcta con los sonidos del inglés, y la verdad es que esto importa bien poco, mientras una “mala” pronunciación no interfiera con lo que está tratando de comunicar. Millones de extranjeros que viven en Inglaterra o Estados Unidos, que hacen su vida diaria, que trabajan allí tienen una pronunciación a la que en Chile le pondrían menos de un 4 (en Chile la escala de notas es de 1 a 7). Por lo tanto, si aprendemos inglés por motivos prácticos, seamos pragmáticos y el sentido estético del sonido del inglés dejémoslo para quienes quieren ser docentes de inglés. Lo importante es que podamos comunicarnos, comprender y ser comprendidos logrando nuestros objetivos comunicativos.

Así, las habilidades comunicativas cuentan bastante. Es mejor atreverse con poco vocabulario, fallas gramaticales y mala pronunciación que quedarse callado pensando que lo vamos a hacer mal. El problema es que muchas veces esta barrera viene de la enseñanza. La que se concentra en el vaso medio vacío, poniendo el énfasis en los errores (claro está, con la buena intención de corregirlos), pero creando una fuerte asociación entre error y negativo, lo que desemboca en que la gente no habla ni escribe hasta que no estén seguros que está bien.

La globalización y la tecnología exigen inglés, pero al mismo tiempo entregan a las nuevas generaciones (claro está, no a todos por igual) herramientas y acceso a contenidos e interacciones en inglés. Esto ayuda a aprenderlo. Al mismo tiempo el mercado del trabajo interno y externo comienza a exigir que cada vez más gente sepa inglés en Chile. Sin embargo agregaría que no sólo es un asunto de mercado el aprender inglés. También es un asunto de ampliar nuestro mundo, de crecer personalmente, de tener acceso a ideas, personas y conocimientos que nos estarían vedados si no supiéramos inglés. Por todo esto, aprender inglés (junto con comprender todo tipo de textos, saber expresarnos en nuestra lengua materna y manejar tecnología) no debe ser otra cuña que abra más el espacio de desigualdad que tenemos hoy en Chile.

11 comentarios:

Rodrigo dijo...

Que bueno que pusiste este tema por escrito, ahora cuando me pregunten sobre cómo es aprender inglés, o cuánto se van a demorar o si funciona el método de apreder mientras duerme, los voy a enviar a tu blog...

Robert dijo...

Gracias, Si la verdad es que sabemos bien la cantidad de tiempo que puede llevar "saber inglés", inclusive con muy buenos profes. Hay muchos otros temas para comentar, como por ejemplo el tema de las certificaciones en inglés o la formación de los docentes en la universidad...

Alex Hernandez dijo...

Como dato:
En El Diario Financiero del miércoles 8 de junio, leí que hay un plan en marcha del Ministerio de Educación en el cual se crearán pequeños centros denominados "English talk towns", que son lugares donde toda la interacción es 100% en inglés. Desde cafeterías donde pides todo en inglés, o sólo hay lectura de diarios en inglés, hasta un simulador de un counter en el cual se puede practicar la interacción en un aeropuerto.

El artículo indica que este plan piloto parte en Maipú a fines de año pero la idea de los organizadores es contar con estos centros a lo largo del país.

.::AleX::.

Robert dijo...

Gracias por tu comentario Alex.
La idea de una ciudad simulada en inglés parece bastante creativa e interesante de explorar, claro que esto me lleva a preguntarme: ¿Valdría la pena instalar un Macdonald´s o un café con empleados de habla inglesa que no entiendan español (deberían serlo ya que de otra manera la comunicación es tan artificial como la que se establece en el aula) para que la gente practique dos o tres frases cada vez que vaya?
¿La gente asistiría especialmente a practicar su inglés, considerando por ejemplo que quienes trabajan y están tomando cursos de inglés en sus empresas en general no hacen sus tareas, o que si alguien desea leer libros y revistas en inglés, esos lugares por lo menos en Santiago ya existen y no se llenan de gente? Como en muchos casos, el acceso no garantiza el uso.
Para que funcionara tendrían que ser sitios muy lúdicos, muy entretenidos, donde uno lo vaya a pasar bien y de paso escuche, hable, lea en inglés, probablemente segmentados por edad. El tema de obras de teatro en inglés (que también se menciona en la noticia) he visto que funciona con colegios que van a verla y que idealmente han realizado actividades antes y después de ver la obra.
La verdad, me quedan dudas respecto de la factibilidad de la implementación y del posible impacto que puedan llegar a tener, pero creo que es necesario explorar alternativas (aunque algunas no resulten) ya que si seguimos haciendo lo que hacemos, seguiremos obteniendo lo que tenemos.

Felipe dijo...

En realidad podria decirse que el tema del idioma es solo parte del proceso de aprendizaje. Si bien la teoria de la utilidad de este se funda en el contexto de imperancia de una cultura, las posibilidades de aprendizaje de idiomas como pais o por gusto personal debieran ampliarse tanto a esta lengua, como a muchas otras, pero quizas en particular al nuestro propio idioma...la riqueza de vocabulario, la expresion de ideas, la redaccion, etc.
En otras palabras el Ingles si bien aporta(en terminos proagmatico mejoras las expectativas laborales), no implica que no sean utiles y significativas otras lenguas, ademas de ser en terminos de gramatica y logica mas complejo que otra lenguas mas cercanas a la nuestra...se trata mas de opciones que de necesidad imperiosa
Saludos

Robert dijo...

Saludos Felipe. 100% de acuerdo, el inglés es una de las tantas lenguas que podemos aprender en este mundo. De hecho, Sería muy interesante extender el aprendizaje del Mapudungun y la cultura mapuche, como materia optativa o taller, más allá de los pocos programas especiales que se desarrollan en este momento. Lo que no quita que reconozcamos la importancia del inglés como herramienta que además nos permite comunicarnos con muchísima gente que no nació en un país de habla inglesa (la mitad de la gente que habla inglés en el mundo). Y por cierto hay que mejorar el uso de la lengua materna, especialmente el uso escrito y la capacidad de manejar distintos registros, junto con mejorar la comprensión lectora en nuestra propia lengua.

Luisa dijo...

Robert,
Luego de leer tu analisis del aprendizaje ingles, he quedado muy motivada en esforzarme en seguir aprendiendolo. Y si estoy de acuerdo, saber ingles es demasiado necesario, pues si no sabes tenemos un gran obstaculo que nos impide seguir aprendiendo o mejorando lo que hacemos.
Saludos,
Luisa.

Guillermo dijo...

Robert,
Como profesor de inglés me parece pertinente decir que el proceso de enseñanza de cualquier idioma es clave para tener éxito en aprender un nuevo idioma. El problema naturalmente es la forma en que son impartidas las clases de inglés o cualquier otro idioma. En un mundo moderno globalizado es imposible seguir creyendo que el salón de clase es el santuario del aprendizaje del idioma. Hoy en día la importancia de los idiomas (y el inglés en particular) es más que evidente en los negocios, las telecomunicaciones y demás campos de la vida humana en los que la tecnología nos ha dado el instrumento necesario para romper los paradigmas y reubicarnos en la realidad moderna. El caso del Inglés es el más común, ya que se está convirtiendo en un idioma verdaderamente universal, donde la misma comunidad internacional que no es nativa de un país de habla inglesa, ha creado su propio vocabulario y coloquio que hasta el mejor lingüista Británico le costaría debatir su validez.

Robert dijo...

Cada vez me convenzo más que el aprendizaje de una lengua extranjera es una combinación de procesos de aprendizaje asociativos y constructivos. En este sentido, lo que señalas Guillermo, que "En un mundo moderno globalizado es imposible seguir creyendo que el salón de clase es el santuario del aprendizaje del idioma" resulta del todo acertado. En ese sentido, el mejoramiento del nivel de inglés en Chile debería ser algo que está ocurriendo a partir del mayor acceso a tecnología (mucha de la cual utiliza como medio el inglés), de la mayor posibilidad de viajes, de la mayor cantidad de extranjeros que viajan a Chile, etc.

Desafortunadamente sigo creyendo que este mejoramiento sólo se verifica en ciertos estratos sociales. El desafío es que todos puedan aprender y en los estrátos socioeconómicos más bajos estas oportunidades se dan sólo en la escuela, donde con dos horas desde quinto básico resulta casi imposible. Una opción es aumentar las horas de inglés, pero el problema es que no hay suficientes docentes preparados (ya son pocos con las horas que hay). Otra es ayudar a través de la tecnología. Personalmente estoy tratando de colaborar desde ese lado.

Guillermo dijo...

Tienes un punto muy válido Robert. En el caso de Venezuela, donde yo vivo y trabajo como docente de idiomas, se presenta un caso particular. Existen docenas de institutos dedicados a la enseñanza del inglés distribuidos a lo largo de Caracas donde se imparten clases a todos los estratos sociales y educativos. Es curioso cuando en mi aula encuentro estudiantes de secundaria (bachillerato) y estudiantes de idiomas universitarios. A simple vista podría decirse que estos necesitan una ayuda adicional en sus estudios, pero viendo la situación más a fondo me he dado cuenta que estos estudiantes están concientes de la necesidad fundamental de manejar con destreza el lenguaje internacional del inglés. Ellos ven ahora el instituto de idiomas como un curso obligatorio para tener éxito cualquier campo laboral. Sin embargo, como bien lo has planteado, estos son institutos privados y son accesibles solo a un sector de la sociedad y como tal una exclusión indirecta de una parte significativa de la población. Entonces nos encontramos con dos elementos: conciencia de la necesidad de manejar el inglés para el éxito en el campo laboral e insuficiencia de centros de instrucción de idiomas accesibles.
Si bien las ideas expuestas por los otros bloggeros en tu página son creativas e innovadoras, quizás carezcan un poco de realidad política y social. Creo que por un lado debe ser el estado como responsable de la educación de su pueblo quien admita la necesidad fundamental de educar en todos los niveles a la población en un sentido real y no como un simple abultamiento de currículo. Proveer tecnologías y metodologías accesibles a toda la comunidad estudiantil y laboral que permitan la capacitación y enseñanza del idioma debe ser la principal responsabilidad de dicho estado. Y por otro lado, esta en manos de la sociedad crear sus propios mecanismos de continuidad que les permita practicar, aprender nuevas palabras e intercambiar experiencias FUERA del salón de clases y veremos como es allí donde el real y útil conocimiento del idioma será tomado como la verdadera fuente de conocimiento del idioma.

Anónimo dijo...

hola k tal, esta es la cuestion, soy estudiante de una normal, y mi tesis consiste en los metodos, tecnicas y estrategias de como aprender ingles...
pero estoy un pokito atorado en cual es el problema de aprendeizaje o la mala pronunciacion k aveces le damos al idioma y la verdad me gustaria saber un poko de sus experiencias y si tienen algunas ideas, comentario o sugerencias k puede incluir, lo agradecesria, pues k voy a ser un docente o maestro me gustaria k compartieran un poko de la experiencia k ya tiene....
por fa a mi mail si es posible: sould_simple_13@hotmail.com
ha porcierto soy de mexico ma llamo kystian y si gusta mi ayuda lo k pueda hacer por ustedes cuenten con ello, ya lei sus comentarios y existen puntos validos k con su permiso voy a retomar como parte de mi propuesta, gracias