CSI Miami ..... y la valoración de la capacidad de aprender



¿Qué tiene que ver CSI Miami, un par de físicos argentinos y el aprendizaje?

La respuesta es ... ¡muchísimo!

Un énfasis interesante de las nuevas perspectivas sobre el aprendizaje es que ponen la capacidad de aprender por sobre la acumulación de contenido o la certeza de conocer todas las respuestas. El siguiente artículo del diario Página 12 de Argentina, resalta esto con ejemplos concretos y de paso nos dice que tiene que ver CSI Miami, un par de físicos argentinos y esta perspectiva del aprendizaje.
Del artículo les adelanto lo siguiente:

“Varias veces nos ha pasado que cuando uno dice que es doctor en física alguien te contesta: “Uy, lo que debés saber”. A uno le resulta raro, uno no se siente muy vivo por lo que sabe, se siente vivo por lo que puede hacer o aprender. Muchas veces lo importante no es saber de un tema, sino tener acceso a una muy buena biblioteca acá, conocer gente ....”

4 comentarios:

Silvina dijo...

Muy interesante el artículo!
Ojalá hubiera un poco de esto también en las escuelas, un poco de aplicar lo que se sabe o se puede aprender un cosas nuevas, en nuevos desafíos.

Robert dijo...

Silvina, creo que los buenos profes se caracterizan por tener la capacidad de buscar aplicaciones y desafíos para los alumnos que están aprendiendo. Claro que siendo honestos no solamente cuenta esa capacidad del profe, idealmente debería haber un sistema que lo apoye, de manera que no fuera sólo fruto del trabajo personal de ciertas personas especiales.

Marcos Bauzá dijo...

Es ineresante lo que pude sacar de la nota, porque de ese modo reafirmo la importancia de tener acceso a fuentes de conocimiento antes que aprenderse todo de memoria.

La Física es una ciencia que brinda; a quienes quieren interiorizarse en ella; la posibilidad de descubrir las razones por la que ocurren las cosas en lo cotidiano, y eso es algo que muchos otros profesores de otras materias deberían agregar a su metodología de enseñanza, para mirar la realidad con ootros ojos

Robert dijo...

Recuerdo a Gabriel, un profe con el que trabajé una vez. Él enseñaba método científico a los chiquillos de 13 años con un contenedor de vidrio donde una extraña burbuja líquida flotaba en medio de otro líquido transparente. Lo colocaba encima de la mesa y preguntaba ¿Cómo podemos saber lo que hay aquí dentro sin abrir el contenedor?. A partir de allí se generaban hipótesis y métodos de comprobación apasionantes (recuerdo a unos que plantearon el congelarla, lo hicieron y verificaon ciertos comportamientos diferentes de la burbuja y del líquido que la rodeaba). Sin duda que adquirieron un modo de pensar ciertos problemas, sin siquiera aprenderse definiciones de método científico, que es lo que se hace más comunmente.